Marca personal e imagen corporativa

•20/03/2015 • Dejar un comentario

¡!Hola de nuevo!!!

En el marco de la invitación al programa GRANDIOSAS de este día, me inspire a retomar los temas que le interesan y preocupan a la mujer moderna en relación a su imagen y presencia profesional y emprendedora.

Siendo que con nuestra presencia enviamos un mensaje, lo ideal es que tengamos en nuestras manos el contenido de ese mensaje a través de nuestro lenguaje no verbal. 

Esto significa que tomemos el liderazgo en decidir aquel vestuario, aquella actitud, conversación y educación que van a impactar mejor y positivamente a los demás, apoyándonos a conseguir las metas personales, profesionales y corporativas que nos hemos planteado. Bien se ha dicho que “No hay una segunda oportunidad de dar una buena primera impresión”.

 ¿Cómo se adquiere y se mantiene un estilo personal en un mundo cada vez más enriquecido con las diferentes culturas? ¿Cómo se hace y se viste la moda en el trabajo de tal forma que se presente una imagen profesional? Hay que recordar que el modo de presentarse ante los demás está íntimamente vinculado con lo que somos,con nuestra dignidad de personas y de Hijos de Dios. La convicción de nuestra alta dignidad, nos impulsará a reflejar en la conducta  (lenguaje corporal) y en el porte externo precisamente esa condición. Como medio de comunicación, la imagen profesional debe expresar la Verdad para poder cumplir con la misión de  instrumento de relación con los demás. 

La imagen  como mercadeo acentúa los atributos o cualidades verdaderos de la persona, su prestigio al final. En otras palabras es PARECER LO QUE SE ES. En un profesional su imagen debe reflejar la mayor cantidad de información verdadera acerca de él o ella para generar confianza y credibilidad, dos cualidades necesarias en cualquier negociación.  Vestirse de acuerdo a la profesión se refiere a vestirse de acuerdo al trabajo profesional habitual. Todas las personas tienen un doble plano de desempeño profesional: El trabajo de la casa (que consiste en lograr tener un hogar luminoso y alegre) y el de fuera de la casa (oficina, universidad, laboratorio, agricultura, etc.). 

 La moda se consideraba antes como algo superficial, pero realmente no lo es, sino que más bien es un signo de nuestro tiempo ya que participa de todos los ámbitos del ser humano. Se puede decir que la moda es un encuentro entre economía y cultura, según los expertos,  ya que la moda trata de producir “valor” a la empresa, viniendo de la mano de lo nuevo, de la innovación de diseños y productos cada temporada, en consonancia con lo que pide el mercado, ya que éste no se contenta solamente con calidad y consistencia sino que tiene hambre de algo creativo, nuevo y bello. Se debería seleccionar de la moda aquellos elementos que dignifiquen la imagen del profesional y transmitan las características de los productos y servicios de la empresa  para fortalecer la imagen institucional. “Procuremos dejar de jugar con las apariencias para introducirnos en aspectos más esenciales, decididos a emprender el estudio de la relación moda-identidad. La moda puede ser contemplada como una herramienta que nos ayuda a expresar nuestra identidad interior”, dicen los expertos en imagen y moda.

 Para que la imagen brille con nuestra autentica luz, dejo algunos criterios para elegir de la moda lo que fortalezca una imagen profesional

Fortalecer nuestra autoestima cada día recodando que somos el capitán de nuestro propio barco.

Dar a conocer las características de los productos y servicios que oferta nuestro emprendimiento o la empresa en que laboramos, en concordancia con su imagen institucional;

Vestirse de acuerdo con el trabajo profesional habitual, sin olvidar que todas las personas tienen un doble plano de desempeño profesional: el trabajo de la casa y el de fuera de la casa;

La moda que se seleccione para formar el guardarropa debe ayudar a crear y mantener el prestigio en ambos ámbitos;

La apariencia agradable y armoniosa debe contribuir a que el trabajo como padre/madre sea mejor;

Una imagen con buena presencia permite influir eficientemente en la empresa y en la sociedad. Este criterio ayuda a crear un guardarropa inteligente que nos lleve de la mañana a la noche, y de un ambiente a otro, ya sea de la universidad a la oficina o al evento social.

Ayudar a adoptar un atuendo de acuerdo con la ocasión, evento o circunstancias (estilo de vida);  Vestirse de acuerdo a la ocasión implica conocer bien:

•                     el entorno, 

•                     la cultura empresarial, 

•                     los usos y costumbres del país,

•                     las circunstancias,

•                     los distintos eventos.

•                     “En Roma, romanos

Dar a conocer la personalidad, los principios y valores. La imagen debe reflejar el sello personal auténtico. 

•                     La personalidad, los valores y principios de la persona concuerdan con una imagen distinguida.

•                     La verdad del valor de la persona, se refleja en el atuendo, sin importar la marca de moda;

•                     Ser elegantes incluye cuidar los gestos corporales de tal forma que transmitan armonía, gracia y educación

El resultado final sería una imagen elegante y atractiva, un estilo personal auténtico: UNA “MARCA PERSONAL GRANDIOSA”

Gracias a las amigas de programa GRANDIOSAS por invitarme a compartir y conversar.

El lado humano de la competitividad

•30/05/2013 • Dejar un comentario

En el excelente evento realizado a través de la “Iniciativa para la competitividad”, organizado por FUSADES y dirigido por Johanna Hill y el investigador Pedro Argumedo, se escucharon buenas ideas para hacer una magnífica reflexión sobre la necesidad de hacer un “esfuerzo de nación” en el campo de la competitividad.

Durante el panel de “Cómo crecer rápido exportando”, los representantes de empresas exitosas dieron las claves: tener gran pasión por alcanzar un sueño; constante innovación; valor agregado; apostar por calidad excelente de nivel mundial; vocación de servicio extraordinario; investigación de mercados y formación técnica permanente; desarrollo de competencias a la altura de las exigencias de los mercados; enlace universidad y empresa para intercambiar conocimientos; y seguían más características.

Al escucharles se me vino a la cabeza que la lista de competencias mencionadas tenía que ver hábitos buenos y con valores hechos vida. Y tiene relación con “Share Value”, es decir, con la creación de “Valor compartido” (ENADE 2013, Mark Kramer), teoría que fortalece la responsabilidad social corporativa y las libertades económicas, según la cual “las empresas deben buscar el éxito tomando en cuenta las diversas condiciones de los negocios y sus diversos contextos donde se desenvuelven”.

Me parece entonces que dos de los valores compartidos entre empleados y empleadores son: familia y trabajo, ya que en ambos se aprenden virtudes, habilidades y conocimientos que después enriquecen tanto al hogar como al ámbito laboral. Me parece que vale la pena redescubrir cómo se puede contribuir a la promoción de la competitividad nacional y regional sin olvidar su lado humano.

Esta semana vamos a poder conocer a dos empresarios y CEO con valores muy sólidos que dirigen empresas con Responsabilidad Familiar, siendo a la vez rentables y sostenibles en el tiempo, quienes se sometieron al proceso de un plan piloto auspiciado por ANEP-OIT-Fundación EMPREPAS, utilizando indicadores del IESE, Escuela de Negocios de Barcelona. Las conclusiones serán dadas a conocer para que las compañías de todos los tamaños conozcan el camino de la Responsabilidad Familiar Corporativa por motivos de valores y de encontrar la eficiencia. Dos puntos de partida dieron inicio a esta aventura de innovación social y de negocios, llegando a la misma conclusión: que la vida laboral y la vida familiar son no realidades contradictorias, sino altamente sinérgicas.

El evento es dirigido por el Comité Nacional de Balance Familia y Trabajo, adscrito a la ANEP, y se llevará a cabo el jueves 9 de mayo, con el apoyo de la Cámara de Comercio, Joven 360, Search, FUNDEMAS, FUSADES, Manpower, LIDERA, entre otros.

Se contará con la presencia de la doctora Susan Clancy, directora del Centro de Liderazgo de la Mujer de INCAE, quien impartirá una conferencia sobre “Balance familia y trabajo: igualdad real de oportunidades y competitividad”. La investigadora principal del primer plan piloto realizado en la región entregará las conclusiones y recomendaciones del mismo, a través de la conferencia “Empleados felices, empresas productivas: una estrategia de competitividad empresarial a través del balance vida, familia y trabajo”.

La doctora Patricia Debeljuh, líder de la investigación, es asociada del Centro Conciliación Familia y Empresa IAE Business School y Profesora Titular Ordinaria de la UADE Business School. Ella sostendrá un conversatorio con don Ricardo Simán, CEO de Almacenes SIMAN, Y con don Guillermo Valiente, CEO de TRANSACTEL-Telus.

Publicada en LaPrensaGráfica.com el 5 de mayo de 2013

Estrategia personal de comunicación

•28/05/2013 • Dejar un comentario
La moda que elegimos se vuelve una forma de estrategia personal de comunicación, la cual acentúa los atributos o cualidades verdaderos, de tal forma que nos permite PARECER LO QUE SOMOS.
De la misma forma que la cualidad de “suavidad” de un jabón de bebé se ve reflejada en el diseño y color pastel del empaque, así mismo nuestra imagen personal se ve afectada por nuestras decisiones de moda. La estrategia es reflejar la mayor cantidad de información verdadera para generar confianza. En un mundo cada vez más globalizado, el mercadeo personal debe ser utilizado para enviar un mensaje de que se vive y actúa conscientes de la propia dignidad, dando al mismo tiempo a conocer en el atuendo información acerca del grupo laboral al que se pertenece, estilo de vida y valores de la persona.
personalbranding
Vestirse de acuerdo a la profesión se refiere a vestirse de acuerdo al trabajo profesional habitual. Todas las personas tienen un doble plano de desempeño profesional: El trabajo de la casa (que consiste en lograr tener un hogar luminoso y alegre) y el de fuera de la casa (oficina, universidad, laboratorio, campo, etc.). Por lo tanto, La Moda que se seleccione para formar el guardarropa debe ayudar a crear y mantener el prestigio en ambos ámbitos de desempeño profesional. La apariencia agradable y armoniosa debe contribuir a que el trabajo como madre o padre sea mejor;  y definitivamente  una imagen con presencia permite influir mas eficazmente en la empresa y en la sociedad.
Por la experiencia de consultora en valores éticos y estéticos, pienso que una imagen elegante favorece una autentica del alma. Nunca olvidemos, en especial las mujeres, que el modo de presentarnos ante los demás está íntimamente vinculado con lo que somos, con nuestra dignidad de personas.
Presentar una elegante le interesa a todos: al comerciante que desea agradar a sus clientes; al ejecutivo que busca una promoción; al político que quiere ganar votos o a un emprendedor que busca conseguir fondos en un banco para un proyecto de estudios o de negocios.
Ricardo Yepes, un filósofo, señala que existen  dos tipos de elegancias: “una tiene un sentido más bien negativo, como para sólo preservar lo vergonzoso.  Es la compostura.  La otra es la elegancia “de verdad”, plena de sentido positivo, que incluso podría definirse como la belleza personal. La compostura o modestia es el sentido negativo de la elegancia, en cuanto designa ausencia de fealdad en la figura y conducta personales…. Esta última nota se opone a lo vulgar, lo que tiene ya connotaciones de cierto desaliño y suciedad.  Distinguido es lo que sobresale, lo elevado, lo señorial”.
Normalmente nos vestimos según la ocasión. Ser elegantes permite estar a la altura y festejar mejor pues “adornar es una necesidad y una costumbre humana que no responde a la manía, o a la simple conveniencia de cubrir lo desnudo o lo vacío.  Tiene que ver más bien con la idea de festejar. Todo adorno tiene, en efecto, una doble función: es a la vez representativo y acompañante…” Un traje de boda, Por ejemplo, queremos sea extraordinario, superabundante, lujoso, y de color simbólico.  Realiza una transformación de la novia, dice Yepes, y la acompaña, la reviste de atmósfera solemne y festiva al tiempo que significa y realiza su condición nupcial…
La elegancia es la máxima expresión de comunicación no verbal porque implica armonía interna y externa. Elegancia es una actitud permanente por tratar de elegir lo mejor, lo más bello, lo que perfecciona. Ser elegante es ser atractivo, alegre y agradable. Implica vanguardismo. Una persona anticuada nunca es elegante.

5 cosas que debo platicar con mi hija sobre su imagen

•08/05/2013 • Dejar un comentario

Una relación de amistad entre madre e hija siempre es imprescindible para educar y formar en general el carácter único e irrepetible de cada joven, pero en el tema de la formación del buen gusto y del estilo personal, se vuelve crucial la comunicación y el ejemplo de la madre.

Imagen gracias a Blog De Familia, dos puntos

Imagen gracias a Blog De Familia, dos puntos

En las charlas como amigas, es conveniente intercambiar ideas sobre 5 aspectos de la imagen personal:

  1. Nuestro cuerpo comunica. A la hora de expresarnos con amigos, maestros, novio o personas a nuestro alrededor, nuestra postura, como nos sentamos, el tono de nuestra voz dice mucho de nosotros mismos y de qué queremos de la vida.
  2. Nuestro cuerpo es un templo sagrado que debemos respetar y cuidar. Muchos problemas de autoimagen (anorexia, bulimia) están ligados a una imagen equivocada que las niñas y jóvenes ven de sí mismas. A veces influye lo que otros opinan sobre su cuerpo o sobre su aspecto en general. En nosotros las madres está fortalecer su autoestima y  hacerlas sentir valoradas y bellas.
  3. El atuendo de una dama es el accesorio que resalta su elegancia interior. Nos invade la moda, pero esta no determinar nuestro estilo personal, sino que debe ser un parámetro para elegir qué usar de acuerdo a nuestra edad, cuerpo, estilo de vida. Muy importante será que le transmitas que hay prendas que están de moda, pero no van acorde a la escala de valores que tenemos.
  4. En el arreglo personal menos es más. Para vernos bien no necesitamos prendas de marca o que valgan mucho dinero. Es más importante saber llevar esa prenda, que puede ser sencilla, pero que con la actitud adecuada se ve mejor que cualquier ropa de diseñador. El mejor accesorio para cualquier ocasión es nuestra sonrisa.
  5. Todo a su tiempo. Las niñas serán siempre niñas, mientras nosotros les enseñemos que hay tiempo para todo, incluso para usar determinada ropa o estilo. Es chocante ver a niñas con ropa para adulto o usando incluso accesorios, zapatos o peinados que no van con su edad. El saber esperar, la paciencia, es una virtud que también podemos educar retomando este aspecto.

Nuestro aspecto y arreglo personal no solo nos hace ver bien, sino que comunica quiénes somos y nuestros valores. Si enseñamos a nuestras hijas a valorar su cuerpo y a saber comunicar lo adecuado, muchas cosas de su vida serán diferentes y su autoimagen será siempre positiva.

El “sabroso juego político”

•13/03/2013 • Dejar un comentario

Conversando con jóvenes profesionales acerca de la participación ciudadana, alguno comentaba de la necesidad de hacer el esfuerzo porque la sociedad civil y los tecnócratas comprendan, que detrás del avance democrático de un partido o de cualquier institución existe el “sabroso juego político”, entendido como el ejercicio de la “Alta Política”, es decir, del arte de negociar en función de valores éticos, diálogo, transparencia y el respeto a la palabra dada. (Algo se vio en película “Lincoln”).

Lo mismo se busca en cualquier tipo de organización cuando se quiere llevar a cabo un proyecto específico, ya sea en una asociación de padres de familia, o de iglesia, gremial, sindical, ongs, académico, etc.

Siguiendo con la reflexión iniciada en el artículo anterior, sobre el significado y función de la autoridad (entendida como liderazgo que conlleva poder e influencia), me parece que hay que superar el mito de que la gente que entra en política busca el poder como exclusiva motivación de actuación, lo que a su vez genera un ambiente negativo, pesimista y desconfiado.

Esta herencia de Nietzsche, (“voluntad de poder”, entendida como el ambición obsesiva de éxito, logros y altos puestos), está siendo superada por las nuevos estilos de liderazgo a nivel global, en los que cada vez más gente busca confiar, porque utilizan los espacios de autoridad (que conlleva el poder de mandar) para servir al Bien Común. La experiencia propia da evidencia del disgusto por votar, trabajar, dejarse liderar o hacer negocios con un mentiroso, un hipócrita, o con quien solamente busca el interés individual o grupal (aunque sea legítimo) por encima de los intereses de la patria.

Suponer que cada quien se mueve exclusivamente por alcanzar el poder representa una visión limitada del liderazgo. Si fuera cierto, aquellos que tienen capacidad de mandar se frustrarían al sentirse sin posibilidades de liderar. ¿Cómo se compaginaría esto con la realidad de que son pocas las posiciones en la Alta Dirección? ¿Se perdería entonces la posibilidad de participar efectivamente? Me atrevo a decir no.

El líder que actúa con creatividad influye positivamente en su entorno, pues crear “suele consistir en transformar una materia (crear riqueza económica, por ejemplo) o realizar actos lingüísticos (hablar o escribir, por ejemplo), pero también consiste en crear instituciones (una asociación, por ejemplo) o relaciones personales (amistad). Todo esto es posible porque la inteligencia es creadora: de ella nacen los proyectos, decisiones, tareas y ocurrencias que llenan el mundo interior. Es la voluntad creadora la que encauza el brotar inteligente de la persona…” (Ricardo Yepes, “Fundamentos de Antropología”)
El mayor líder es aquel que hace uso múltiple de su voluntad. De lo contrario, aparece una persona incompleta, irreal o deforme: “el ser humano no es sólo deseo (Freud), ni sólo voluntad de poder (Nietzsche), ni solo voluntad creadora, ni amor benevolente, sino todo a la vez y armónicamente. No se puede prescindir de ningún uso de la voluntad sin debilitar a los demás y al mismo individuo”. (Yepes)

Avanzar en implantar la “Alta Política” en nuestra democracia requiere voluntad de servicio generoso, tanto de parte de la ciudadanía como de la autoridad política, “entendiendo este término como dominio sobre hombres libres”. La tarea de liderar a otros líderes es un servicio que requiere gran sabiduría…Oremos por todos los dirigentes.

Liderazgo en Democracia: ¿mandar o servir?

•08/03/2013 • Dejar un comentario

Nietzsche opinaba que lo que mueve al ser humano es la “voluntad de poder”; el querer alcanzar obsesivamente el éxito, los logros y los más altos puestos de cualquier organización. Por otro lado, tenemos la experiencia que no nos gusta hacer negocios con un mentiroso ni hacerse amigos con un hipócrita.

Democracia y liderazgo

Imagen tomada de la web

Más bien queremos trabajar, vivir, amar y tener de líder o de vecino a alguien con integridad, honradez y corazón valiente (magnánimo). De hecho, los estilos de liderazgo ahora se orientan a ver la autoridad como una forma de servir. En esta visión refrescante, los puestos de poder en una empresa, una gremial, una asociación, un partido político o cargo de estado o gobierno, son considerados como una oportunidad para promover el Bien Común.

Pero, ¿cómo tomar el hecho que unos son más inteligentes que otros? ¿O más hábiles en un deporte? ¿Es posible eliminar las clases socio-económicas  No tengo respuestas, pero de lo que estoy segura es que tenemos igual dignidad esencial, lo cual me basta para tratar con respeto incondicional a cada cual.

Conviene por tanto, reflexionar acerca de qué es la autoridad y quién manda. “Conviene advertir que la sociedad entera está llena de formas de ejercer la autoridad, desde las grandes hasta las pequeñas, desde el presidente de una gran compañía hasta una bibliotecaria…” Ricardo Yepes Stork.  “La diferencia de situaciones y la limitación humana de recursos, conocimientos  y capacidades, siempre presente, funda el hecho de que de modo  espontáneo y natural se dé la inferioridad y superioridad de unos frente a otros.

Estas superioridades nunca son absolutas, sino relativas y por tanto adquiridas: del mismo modo que aparecen, se extinguen con el paso del tiempo. Cuando la superioridad de uno frente al otro,  nunca total, sino siempre referida a un aspecto o bien concreto, lleva a  que uno disponga de la libertad del otro, en orden a compartir el bien de que  se trate, aparece la autoridad, que es, por tanto, un llegar a disponer  de otras libertades en orden a un bien.

Pero disponer es ordenar al fin, luego la autoridad es la instancia  que dirige a los hombres hacia los bienes que constituyen su fin…Todo lo que se aparte de eso implica corrupción de la autoridad, es decir, autoritarismo y prostitución de la libertad de otros y de los bienes comunes que entonces dejan de comunicarse y alcanzarse. La perversión de la autoridad es el más grave daño que puede sufrir la comunidad humana y viceversa: no hay nada que esté más elevado por encima del hombre que esta tremenda capacidad de llegar a disponer de la libertad de otros…

La autoridad nadie la tiene por nacimiento; por tanto, nunca es natural, sino adquirida; se llega a ella, no se nace con ella. Ninguna persona puede apropiársela: solamente puede recibirla cuando otros se la otorgan, puesto que con ella le otorgan su propia libertad, como hacen los esposos al entregarse recíprocamente sus personas.

No hay nada que dignifique que ser una autoridad justa, y nada que le degrade más, a él y a los otros, que ser una autoridad injusta, puesto que la libertad de otro es un bien superior a cualquiera que el hombre pueda obtener por sí mismo.” Continuará..

Lecciones del crack de Oro

•07/02/2013 • Dejar un comentario

Hace unas semanas en Zúrich se entrego por cuarta vez el Balón de Oro 2012 a Leonel Messi, convirtiéndolo en un crack ante sus seguidores alrededor del mundo y dejando atrás a Andrés Iniesta, quien llego muy cerca de lograrlo y superando a Cristiano Ronaldo, el otro finalista.

20130207-024735 p.m..jpg
Imagen tomada de la Web

Fue un gusto ver su sencillez al recibir el premio en una Gala en la que el Barça fue el gran protagonista. Aunque soy seguidora del Real Madrid, lo mejor de los encuentros deportivos entre los equipos alto desempeño es disfrutar de la calidad excepcional del fútbol de los jugadores, lo que hace más dolorosa la comparación con la situación de nuestra selección nacional, a la que se le llama con cariño “azulita”.

Ya lo expresan los conocedores: “Desacierto tras desacierto, viajan como en un tren de interminables vagones y uno a uno, lo van descargando sobre todas las partes interesadas en un mejor futuro para nuestra SELECTA, dejándonos sumidos en el infortunio y la decepción. Lo último de esta pesadilla es que por una mala asesoría legal, no puedo entenderlo de otra manera, y falta de criterio al firmar un contrato que obliga a discutir con “El Cuate”….”(Sherman Calvo)

¿Qué podemos aprender del crak de Oro? Estoy segura que la pulga Messi, ante las situaciones difíciles, que existen en todas partes, incluyendo el mundo del fútbol, este no dejar de presentar una actitud positiva. Es más, me parece que revela siempre un liderazgo fundamentado en la sabiduría, la humildad, el servicio y la transparencia a la hora de comunicarse con sus colegas, jefes y seguidores. Si vemos las noticias, nunca se le han conocido palabras o gestos destemplados y prepotentes, sino que más bien aparece en las conferencias de prensa hablando con serenidad, tanto si su opinión expresa desacuerdos como si señala coincidencias con los entrevistadores o fans.

No hay que olvidar que podemos hacer mucho daño con el mal uso del lenguaje, pues produce falta de concordia en nuestro entorno. Se hiere profundamente el corazón al usar lenguaje que critica o murmura. ¿Cómo estamos utilizando el maravilloso don del lenguaje? ¿Estamos conscientes que su función es hacer el bien y transmitir la verdad? Cuanta de la violencia que hay ahora en el ambiente se pudiera obviar si cuidáramos la forma de hablar.

Algunos tips son: no interrumpir a los demás; buscar el momento oportuno para corregir sin dejarse llevar por la pereza o la indiferencia; si no se tiene nada bueno que decir de alguien, mejor callarse.
Evitar juzgar (reconocer que no somos dueños de un juicio completamente certero). Esforzarse por quitarse la visión deformada de los demás. La crítica constructiva es aquella que va acompañada de posibles soluciones y una profunda reflexión sobre lo positivo que existe en todas la personas, incluyendo aquellas que nos disgustan o piensan diferente, aunque no se aprecie a primera vista.

Quien es buen comunicador lucha por tener templanza en el hablar, es decir, moderación al usar el lenguaje, pues al cerrar la boca tenemos más capacidad de escuchar, captamos la esencia del otro y evitamos ser indiscretos.
Fue ejemplar el mensaje corto que dio Messi al aceptar el galardón dorado, pues sus palabras denotaban agradecimiento por sus dones y talentos así como por los apoyos recibidos.

Publicado en el periódico LA PRENSA GRÁFICA el domingo 13 de enero de 2013

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: